Errores comunes al usar Photoshop (Parte II)

-El uso excesivo y el abuso de filtros.
No deberíamos entrar mucho en detalles en este punto, pero es normal obsesionarse con el uso de los filtros porque logran efectos increibles. Aunque pueden ser divertidos y fáciles, no significa que
siempre se obtengan resultados que se vean como trabajos profesionales y experimentados. Por el contrario, el usar filtros en exceso puede hacer que un trabajo se vea como hecho por un amateur.

-Crear logotipos en Photoshop.
A pesar de que este punto puede ser discutido, para la creación de logos se debería utilizar siempre un programa vectorial, como Illustrator.
Los vectores son escalables a cualquier dimensión, ya que al trabajar en base a instrucciones matemáticas -y no desde una cuadrícula de píxeles como lo hace Photoshop-, no existen límites para ampliar o reducir una imagen sin perder la calidad, porque siempre se mantendrán los parámetros matemáticos que la conforman; detalle fundamental en la estructura de un archivo para un logotipo, al que se le darán los usos más variados.
Fundamentalmente, recordemos que siempre un logotipo debe ser pensado a partir de la forma más sencilla -a una sola tinta- y de ahí en adelante agregarle complegidad a los efectos de embellecerlo. Así que, en todo caso, llegaremos a Photoshop con él en la última etapa de procesamiento, ya cuando estamos trabajando para una impresión y tamaño específicos en cuatricromía o impresión digital de alta
calidad e incluso para su visualización en pantalla como puede ser el caso de una página web o un video, ya que desde Photoshop podremos agregar efectos que serán imposibles o en el mejor de los casos muy complejo, desde un programa vectorial -sombras degradadas, efectos de relieve, etc.-.

-Trabajar con una resolución menor a 300 dpi para impresión.
Muchos, cuando estamos empezando, caemos en la trampa de trabajar a 72 dpi. Mientras que esto es correcto para la web, no debería utilizarse para impresión. Normalmente 300 dpi es lo mejor, pero siempre se debe consultar con el responsable de realizar la impresión.
Además, cuando se trabaja a 72 dpi en impresión, no se debe asumir que se puede aumentar la resolución o el tamaño de la imagen y todo va a estar solucionado. La imagen va a aparecer pixelada y con una menor resolución una vez impresa.

-No aprender atajos de teclado.
Sin importar en que programa se está trabajando, aprender atajos de teclado es una obligación. No sólo va a aumentar el flujo de trabajo mediante el ahorro de muchisimo tiempo, sino que algunas herramientas requieren la utilización de teclas para algunas funciones extras.
Incluso uno se puede crear su propio atajo en Photoshop mediante >Edición >Métodos abreviados de teclado.

-No usar capas y grupos.
Todo en Photoshop gira en torno a las capas. Muchas veces, por falta de experiencia, sólo utilizamos una o muy pocas capas, con lo que sólo logramos arrepentirnos más tarde. Las capas hacen que sea mucho más fácil editar, mover, duplicar, eliminar, etc.
También, nombrar las capas y estructurarlas en grupos es esencial cuando se trabaja con un gran .psd, o en diseño web. Esto ayuda a navegar en el proyecto, ahorrando tiempo y dolores de cabeza.

-Desaturar para convertir imágenes a Blanco y Negro.
Esto es algo que normalmente se pasa por alto, incluso por diseñadores con experiencia. Si se elige >Imagen >Ajustes >Desaturar para convertir a Blanco y Negro, el resultado es una imagen “chata”, sin vida.
Lo mejor es conventirla mediante >Imagen >Ajustes >Mezclador de canales. Seleccionar la opción Monocromo, y luego ajustar Los canales Rojo, Verde, y Azul. Esto produce una imagen mucho más rica.

Deja un comentario